Datos Importantes y Curiosos Sobre la Piel

La piel posee el galardón de ser el órgano más grande del cuerpo humano. En promedio, en personas adultas, alcanza un tamaño más o menos de dos metros cuadrados —que sería aproximadamente el tamaño de una sábana King Size extendida— y su peso rondará los cinco kilogramos.

La principal función de la piel es proteger el cuerpo humano y está directamente relacionada con el resto de órganos, de tal que es a través de ella que el organismo revela disfunciones y malestares que le afectan.

La piel también se encarga de mostrar las emociones. Por eso hay transpiración cuando se alteran los nervios, sube la temperatura al existir vergüenza y hay emociones y/o estímulos que provocan la denominada “Piel de Gallina”.

A lo largo de la vida se llegan a producir alrededor de cuarenta libras de piel inerte. Y en un día de calor, el cuerpo puede llegar a liberar, a través de la piel, más de once litros de agua.

Otro dato a tener muy en cuenta es que la piel da evidencia de carencias nutricionales, y al igual que cualquier otro órgano, es muy importante mantenerla sana.

—Actenz

Dejá que la Naturaleza te Cuide

Todos nos vemos afectados por el proceso de oxidación

El tiempo, el elemento más constante que existe, no se detiene y termina, de forma inevitable, afectando el funcionamiento de todo organismo.

La mejor herramienta con la que se cuenta, para combatir y/o retrasar los procesos naturales, es el conocimiento. Por eso te vamos a compartir información sobre los radicales libres, que son los que causan el proceso de oxidación.

Los radicales libres, en general, son causados por:

  • Procesos Inflamatorios
  • Algunos Medicamentos
  • Ejercicio Excesivo
  • Fumar
  • Bebidas Alcohólicas
  • Alergias
  • Enfermedades Neurodegenerativas

Algunos productos con los que podemos combatir los radicales libres o antioxidantes son:

  • Frutilla
  • Espinaca
  • Pescado
  • Aceite de Oliva
  • Vino Tinto (Recuerda que solo una copa al día)
  • Cebolla (Aunque tendrías que comerla en cantidades industriales)
  • Té Verde
  • Frutas y Vegetales
  • Flor de la Marcela

Recuerda que la piel también se ve afectada por:

  • Radiaciones Ultravioleta
  • Radiaciones Infrarrojas
  • Envejecimiento

Ten presente estos datos para buscar siempre el balance entre radicales libres y antioxidantes, mismo que es necesario para gozar de buena salud.

—Actenz

Mujeres y hombres somos diferentes

En el contexto de la piel, la naturaleza tiene una tajante respuesta a la hora de cuestionarnos si hombres y mujeres son iguales o no: no lo son.

La piel de hombres y mujeres poseen propiedades diferentes que hacen que se comporte y se perciban de manera distinta.

Veamos algunas de esas diferencias.

La piel del hombre es un 25% más gruesa que la de la mujer, por lo que es más resistente y ayuda a retardar el aparecimiento de arrugas entre cinco y diez años, después que las mujeres.

Por razones hormonales en la piel del hombre hay más grasa, lo que provoca, con más frecuencia y duración, el acné, pero por otro lado esta grasa reduce la resequedad de la piel, que es un problema que aparece con mayor frecuencia y antelación en las mujeres.

Pero no todo es mala noticia para las mujeres.

La belleza y tersura de la piel del sexo femenino se debe, en parte, a que el tejido que forma la estructura de la piel es más uniforme que la de los hombres.

Por tanto, no hay duda. Hombres y mujeres son diferentes y por ello se deben utilizar distintos productos para el cuidado de la piel. Y en el caso de las mujeres dicho cuidado debería iniciar después de los 24 años.

—Actenz

Hablemos del pH

Muchos de nosotros hemos escuchado referencias hacia el pH de distintas fuentes, ya sean personas, revistas, anuncios, etcétera, pero es posible que, aunque tengamos una idea de lo que es, no lo tengamos del todo claro.

El pH no es más que una medida, una escala con la que se mide una substancia para determinar sus características ácidas o alcalinas. Dicha escala va de 0 a 14. Cuanto menor sea el valor del pH más ácida es la substancia y mientras más grande sea, más alcalina.

Por ejemplo, el agua tiene un pH 7 que es un pH neutro.

La piel tiene un pH ácido. Una de las razones es que con ello la misma se protege de bacterias.

Su estado normal está entre un pH de 4.5 a uno de 5.9, pero tales valores pueden ser alterados cuando aplicamos productos sobre ella, corriendo el riesgo de llevarla a una valoración fuera de lo normal.

Por ejemplo, si una persona se lava de manera excesiva con jabón, provoca que la piel pierda su acidez normal, favoreciendo la aparición de bacterias. Es por ello que es importante elegir los productos de higiene y cuidado, adecuados, para mantener el nivel de pH ideal.

El pH de la piel varía entre una zona del cuerpo y otra, y va cambiando con la edad. Así tenemos que el pH es más ácido en las axilas y entre los dedos, que en otras zonas del cuerpo.

Cuando el pH de la piel aumenta, es decir, se hace más alcalino, se producen las dermatitis o inflamaciones de la piel.

Con un nivel de pH adecuado, nuestra piel será lisa, sin arrugas, granos, espinillas o puntos negros.

La piel grasa posee un pH alcalino, mientras que el pH de la piel seca es más ácido de lo normal.

Esperamos que la información te haya sido útil.

Actenz